Elaboración

     Nuestros cosméticos son el resultado de una adecuada combinación entre el saber popular y la elaboración artesanal con la aplicación de la ciencia y tecnología. El saber popular se manifiesta en el uso de algas como una tradición en Galicia.

   Existen narraciones antiguas del uso ancestral de los gallegos con las algas; así se cuenta que ya usaban ciertas algas que cortaban para aplicarse el jugo que soltaban directamente en la piel. Incluso existen historias acerca de gente de Galicia que guardaba algas en botellas y se aplicaban el suero después de dejarlo macerar varios días.

  La elaboración artesanal se manifiesta en el momento de la recolección. Este momento no es elegido al azar sino que los marineros lo planifican muy bien. Antes de hacerse a la mar y partir en búsqueda de las mejores algas tienen que saber por las fases de la luna qué marea será la más propicia.

  Los marineros saben que no todas las mareas sirven para buscar algas, deben ser mareas que con la bajamar dejen el máximo de terreno al descubierto, es decir, las mareas buenas son aquellas que dejan más superficie de lecho marino expuesto.De este modo pueden llegar a las algas más inaccesibles y escoger las de mejor calidad. Aún con buena marea esta tarea conlleva un riesgo para el marinero ya que un resbalón en las rocas, una mala aproximación a ellas en barco o un golpe de mar son peligrosos.

  Una vez llegan a las algas se recolectan las de mejor calidad. La recolección debe hacerse con cuidado cortando a cuchillo las hojas de las algas y teniendo cuidado de dejar el tallo intacto. De esta manera se garantiza que no se daña el alga y se facilita la conservación de los recursos marinos.

  La aplicación de la ciencia y de la tecnología hacen su aparición en el laboratorio cuando se seleccionan las mejores algas de las especies recolectadas, se procesan y se elaboran los cosméticos Druydên. Es así como por medio de un procedimiento de elaboración único en el mundo nace con lo mejor de la cosmética tradicional y con lo mejor del mar nuestros cosméticos.